La infancia del Acero

Hace poco el diseñador de personajes Dennis Mejillones y su mujer Elizabeth tuvieron su primera hija, Adriana Dahlia. Para celebrar la ocasión, el diseñador de mundos Josh Jay, que ha diseñado algunos cascos realmente espectaculares en el pasado, decidió crear un casco para Adriana.

En la presentación que hay a continuación, podéis ver varias imágenes del proceso de producción. Podéis leer nuestra entrevista con Jay tras el descanso.

¿Cómo se te ocurrió la idea de la Infancia del Acero?

Jay: Surgió como una broma improvisada. Dennis se acercó a mi mesa y me contó que Liz estaba embarazada y acabamos hablando de imprimir en 3D juguetes para nuestros (futuros) hijos. Siempre estoy pensando en réplicas y accesorios de la Hermandad del Acero que podría construir y pensé que sería divertido crear una que fuera mona y tamaño bebé. En ese momento solo estaba bromeando, pero luego pensé, ¿por qué no? Me acababan de regalar una impresora 3D MakerBot Replicator y quería seguir compartiendo esa buena voluntad.

Has mencionado el uso de una impresora 3D. ¿Cómo ha afectado eso a la forma en que abordas la creación de objetos físicos para nuestros juegos? 

Jay: Empiezas a ver los accesorios del mundo como objetos de verdad. Tiendes a desviarte de la estilización y te centras en hacer que parezcan prácticos y funcionales. Se hace más fácil resistirse a la tentación de añadir adornos sin sentido.

¿Qué es lo más difícil de hacer algo como esto?

Jay: Creo que lo más duro fue separar el modelo 3D original en piezas que pudiera imprimir y luego montar otra vez sin muchos problemas. Las impresoras 3D tienen un espacio de impresión limitado y tienes que tomar algunas decisiones difíciles sobre cómo vas a fragmentar el modelo, de forma que luego puedas volver a montarlo sin que se note.

¿El casco puede usarse?

Jay: Por supuesto. La seguridad del casco para bebés era una preocupación real, ya que estaba diseñado para poder usarse nada más sacarlo de la impresora, a diferencia de algo que fundes en un molde. Las partes inferiores de las piezas tenían que ser completamente lisas, puesto que serían la parte interior del casco. No puede haber bordes afilados, ya que podrían arañar la cara o la cabeza del bebé. Ahí es donde hice la mayoría del trabajo manual. Tuve que cortar todo el material de apoyo, pulirlo, alisarlo con acetona y después volver a pulirlo otra vez con papel de lija de 300 y 600 para eliminar cualquier rastro de sustancias químicas, pero manteniendo una suavidad cristalina antes de sellarlo.

¿Hay algún otro traje o accesorio que estés pensando hacer?

Jay: Sí. El modelo usado para el bebé provenía de mi propia variante del casco T-45d de Fallout 3. He aprendido mucho al hacer el primer casco de la Hermandad y estoy haciendo un segundo: el Mk II. El casco Mk II lo imprimiré en 3D en lugar de esculpirlo a mano, más cómodo y consistente mecánicamente. También estoy trabajando en diseños para la armadura interior acolchada y una armadura de placas a juego. No tengo ni idea de cuándo estará listo, pero intento avanzar un poco cada semana. Tengo una réplica medio terminada del fusil Gauss de Fallout 3 en mi mesa de trabajo que quiero terminar antes de revisar la armadura Mk II. Puse el fusil en espera hace un año cuando me mudé a Maryland y otra vez cuando me enteré de que Dennis iba a ser padre (el fusil podía esperar, pero el embarazo no). Tengo que terminar el fusil Gauss primero porque quedaría un poco raro ir por ahí con una armadura completa y las manos vacías.

¿Alguna otra cosa que quieras compartir?

Jay: Me gustaría dar las gracias a Alan Willard de Epic Games por donar su Replicator a mi taller y felicitar a Dennis y Liz por su paternidad. ¡Van a ser unos padres estupendos!

Comments are closed.