20 años de The Elder Scrolls

El catálogo de productos de entretenimiento que se han desarrollado en estas dos décadas es corto, pero es increíble participar aunque solo sea en uno de ellos. Cuando recuerdo los últimos 20 años que he pasado en Bethesda, pienso en lo afortunados que somos por haber sido capaces de mantener unido a un grupo que sigue creciendo, tanto cualitativa como cuantitativamente, para poder crear los juegos que amamos.

Uno de los factores que han hecho tan emocionantes nuestras sagas durante tanto tiempo es que, lejos de simplemente hacer una secuela, siempre empezábamos de cero. Fue voluntad nuestra que cada juego tuviera una identidad propia, un estilo propio… un alma propia. Con el paso de los años, la tecnología ha ido cambiando, al igual que nosotros… y que vosotros. No obstante, nuestra meta siempre ha sido la misma: crear un juego que os transportara a otro lugar, que presentara ante vosotros un sinfín de posibilidades, con un mundo que pudierais hacer vuestro.

Este siempre ha sido nuestro compromiso para con vosotros, nuestros fans. No hay palabras para describir el apoyo que nos habéis brindado. Vuestras críticas, tanto positivas como negativas, han servido para que mejoremos. Cuando uno invierte tantas horas en algo durante tantos años, se acaba convirtiendo en parte de su ser. Eso es justo lo que nos ha pasado a nosotros, y seguro que también a muchos de vosotros.

Hay muchos recuerdos de esta saga que se han quedado grabados en nuestra memoria, y también en la vuestra; pero hay uno que a menudo se me viene a la cabeza: durante el desarrollo de Skyrim, antes de que se anunciara, nos visitó un joven a través de la fundación Make-A-Wish. Aquel día, en nuestra zona, la fundación organizó un evento para que muchos niños pasaran tiempo con el presidente Obama, otros con Spiderman, y esta asombrosa persona con nosotros. Su deseo era poder ver el nuevo juego de The Elder Scrolls, por lo que acabó convirtiéndose en la primera persona ajena al estudio que jugó a Skyrim.

Ya no se trata solo de hacer juegos como The Elder Scrolls, sino también de vivir experiencias tan enriquecedoras como esta. Tal vez sean solo juegos o productos de entretenimiento, pero lo importante es que es así como decidimos invertir nuestro tiempo. Las mejores experiencias se obtienen con el afán de descubrir y la satisfacción de un buen trabajo. El hecho de que paséis tanto tiempo con nosotros en estos mundos, además de vuestro apoyo en cada juego, lo es todo para nosotros.

Y ahora, la saga The Elder Scrolls está lista para dar un paso en una nueva dirección: el juego online. La buena gente de Zenimax Online ha puesto la misma pasión y compromiso en el juego que nosotros. Al igual que nuestros otros títulos, tendrá una identidad propia. Esperamos que les deis el mismo apoyo y los comentarios que nos habéis dado a nosotros durante tanto tiempo.

¿Qué rumbo tomará The Elder Scrolls en los próximos 20 años? El tiempo lo dirá, pero estoy seguro de que seguiremos disfrutando de una maravillosa relación con todos vosotros. Estamos impacientes por jugarlo.

Hasta entonces, os deseamos lo mejor,

Todd Howard
Director de juego
Bethesda Game Studios

Comments are closed.